Nuestra privacidad en la red…

El British Council impulsaba dos proyectos para fomentar la reflexión y el debate, y compartir algunos consejos de seguridad en la red con niños, adolescentes y sus familias.

El primero de ellos fue el lanzamiento de Dare to help, el tema compuesto por un centenar de alumnos del British Council School y el productor Carlos Jean durante el Musicathon organizado por el colegio. A través de esta iniciativa, se pretendía concienciar e inspirar a otros menores a defender el respeto y la tolerancia entre iguales.

El segundo proyecto fue la Semana de la Seguridad en Internet, un programa de actividades que el British Council desarrolló en todos sus centros de enseñanza para crear espacios de reflexión con los alumnos (y sus familiares) sobre las posibilidades y riesgos que el mundo digital implica desde un punto de vista educativo y social.

Si hay un término que ha sonado con fuerza en ambas iniciativas es el de responsabilidad, una cualidad que tanto los menores como sus familias están obligados a cultivar si desean afrontar con garantías los desafíos que el uso de internet plantea. Para fomentar en todos ellos una conducta online responsable y respetuosa, nuestro equipo de protección de la infancia ha enunciado los siguientes consejos de seguridad en la red para niños, jóvenes y padres.

Consejos para menores: compartiendo contenido online 

  1. Pensar antes de compartir. Compartimos nuestras fotos, vídeos, experiencias o comentarios con solo hacer clic pero, ¿pensamos antes de hacerlo? Es recomendable preguntarse: ¿me gustaría que esta imagen la vieran desconocidos, mis profesores o mis padres? Si la respuesta es NO, no hay que compartir.
  2. Respetar a los demás como nos gustaría que nos respetaran. Es muy fácil reírse de los comentarios que se hacen sobre otras personas, y a veces se nos olvida el impacto que los nuestros pueden tener en terceros. Una vez más, hay que pararse y pensar: ¿me gustaría ver ese comentario sobre mí? Si la respuesta es NO, no hay que compartir.
  3. Asegurarnos de que nuestros datos personales son privados. Cuando vamos a compartir un contenido en redes sociales, es útil preguntarse si realmente queremos que todos sepan dónde vivimos, cuándo hemos nacido y a qué colegio vamos. Si la respuesta es NO, no hay que compartir. Es recomendable entrar en la sección de ajustes para asegurarse de que nuestros datos no son accesibles a nadie; en las apps que nos descarguemos, debemos seleccionar la opción de no compartir datos personales.
  4. Ser buenos amigos. Ser un buen amigo es ayudar y apoyar a la persona que tienes cerca. Un amigo puede necesitar nuestra ayuda para denunciar un abuso o para que un adulto le ayude con un problema. Nuestro consejo es que no les dejemos solos y que les prestemos nuestra ayuda.
  5. Y, sobre todo, valorarnos. No valemos más porque a 200 desconocidos les guste nuestra foto o porque el último vídeo que hemos compartido haya recibido más de 50 visualizaciones. No tenemos que impresionar a nadie, solamente tenemos que ser nosotros mismos.

Consejos para padres: tu apoyo es fundamental

  1. Los riesgos no están únicamente en las redes sociales.Los niños utilizan dispositivos móviles, apps y juegos con los que aumentan su número de contactos. A través de ellos descargan información y se relacionan con personas incluso cuando no están conectados a internet. Debemos estar pendientes de lo que hace nuestro hijo y asegurarnos de que sabe cómo funciona el dispositivo que utiliza. Conocer el funcionamiento de las herramientas de control parental y habilitarlas reducirá las situaciones de riesgo.
  2. Los amigos no son siempre lo que parecen.Atraídos por la popularidad, algunos menores “coleccionan” amigos en las redes sociales y en las apps. Como consejo, hay que revisar el número de “amigos” que tiene nuestro hijo: ¿es factible? También podemos indagar sobre sus conexiones, los contactos que a su vez tienen estas personas. Cabe sospechar de aquellos que únicamente siguen a nuestro hijo o a uno o dos menores más. ¿Son amigos con edades parecidas? ¿Han colgado algún contenido inapropiado?
  3. Los perfiles inactivos pueden ser engañosos.Quizá pensamos que el perfil de nuestro hijo tiene escasa actividad porque no comparte nada. Sin embargo, es posible que nos oculte las imágenes y comentarios que publica, por lo que no tendremos información sobre lo que ha hecho realmente.
  4. Las aplicaciones con geolocalización pueden ser peligrosas.Algunos padres utilizan este tipo de tecnología para saber dónde se encuentran siempre sus hijos. Debemos tener en cuenta que si podemos localizar a nuestro hijo, otros también podrán hacerlo. Algunas aplicaciones comparten la ubicación incluso cuando no se están utilizando. Por ello debemos utilizar esta función únicamente cuando sea necesaria y segura. También debemos explicarle la importancia y el motivo de no compartir su ubicación con otros.
  5. La huella digital permanece para siempre.Es recomendable hablar con nuestro hijo sobre las imágenes y publicaciones que sube a las redes sociales y asegurarnos de que entiende que esa información será visible permanentemente. Algunos reclutadores y universidades la rastrean antes de tomar decisiones: por tanto, lo que cuelgan hoy, puede tener consecuencias años más tarde.

A pesar de todos estos consejos de seguridad en la red, no todo son riesgos. El mundo digital ofrece muchas oportunidades. Grandes y pequeños recurrimos a internet para informarnos, relacionarnos y entretenernos.

Una comunicación directa, temprana y frecuente con nuestro hijo nos ayudará a determinar juntos las claves de una conducta online segura y responsable. Os animamos a intentarlo y a compartir vuestras dudas con nuestro equipo de protección de la infancia escribiendo a: consulta@hemisferios.eu

“El ser humano ha establecido una relación de dependencia con la tecnología que ha alterado no sólo nuestra convivencia, también la relación con el entorno, la propia realidad y nuestra seguridad. Debemos controlar la ingente entrada de mensajes en lugar de ser controlados por ellos. Poner de vez en cuando el móvil en modo avión, desactivar las notificaciones y no consultar la red continuamente”.

Amber Case – Antropóloga y defensora de la Tecnología Calmada